lunes, 5 de octubre de 2009

MIENTRAS EL MUNDO DORMÍA



Suspendida en el radio
que limita con la nada
se erige triste, blanca
y por el sol mordida.

Cúpulas y azoteas
se desperezan,
abriendo paredes,
goteando suspiros.

Una gárgola llora
y nadie escucha.
El cielo gime
y nadie llora.

Diluyendo sus lágrimas argentas
se anuda la garganta de la luna,
los oídos de las olas se inundan
sangrando rabias y espumas.

La luz vivió arrojando
la fracción mordida,
besando a los durmientes
e hipnotizando su fuerza.

Mientras el mundo dormía,
la vida, seguía despierta.

6 comentarios:

Roberto dijo...

tampoco duerme tu poesía, al acecho de más belleza...

ummm una gozada leerte!

Anita dijo...

Que poema!! es muy...mágico sisi!
un beso!!

Eduardo Flores dijo...

Otra prueba más de que la poesía no entiende de modas; que cierto culteranismo puesto al día aún hoy por hoy puede volver a enquistar los huesos del mismo Góngora.

A veces acertijo -bellas oscuridades tus poemas- a veces bohemia, el cristal de estos versos penetran de pura pureza en las visceras. "La luz vivió arrojando/ la fracción mordida,/besando a los durmientes": La imagen casi siempre completa transforma la palabra, no se agota, perdura en la retina mientras se avanza en la siguiente.

Tal vez un filtro más -pienso- pero más nada. El poema es completo, los versos: sutilezas, el lenguaje: emana intenciones y -reitero- pureza, cosa ésta difícil de encontrar en un buen hatillo de versos.

"sangrando rabias y espumas": verso que directamente me toca porque sangre misma es. En todos los poemas debería habitar la palabra sangre o cualquiera de su familia.

Amiga y compañera y hermana, no dejes de hacer poesía. De hacer poesía has de vivir porque poesía eres. Porque eres un peñón de versos alzado sobre una tierra de mentiras y porque como tú pocos existen. Tienes algo que decir, lo vives día a día en ti y en las demás que tú y yo sabemos. Todas ellas aprenderán de tus versos para que nosotros jamás volvamos a perderlas.

Un beso dear Mary,
Eduardo Flores.

impersonem dijo...

En tus versos brillan los latidos de la noche, el pulso de Tierra, Mar y Aire en la intemperie de la noche, a la luz de la Luna y a los ojos de una poetisa...

Besos.

Nuria dijo...

no pares, sigue, sigue!!
besos sóricos

María C.R. dijo...

ROBERTO: Sabes que es mutuo, a mí también me gusta leerte. BESOS.

ANITA: mágico me parece a mí que os paséis por aquí y os guste. BESOS.

EDUARDO: Sin palabras. GRACIAS.

IMPERSONEM: Leo tus palabras con las mejillas encendidas y con una sonrisa. Un abrazo.

NURIA: Qué alegría me das!!!! Para ti besos, achuchones y abrazos (sóricos por supuesto).